$600

24 cuotas de $83,15 Ver más detalles

Casi seguro un pensamiento turbio esconde algo prohibido, oscuro o siniestro. Para los puristas de una época, una cerveza turbia hubiera sido perturbadora. La turbidez de hoy, no es la misma que la de ayer, y es sinónimo de sedosidad y plenitud. Dejó de ser algo indeseado para ser algo buscado. Hoy nos permitimos y gozamos estos pensamientos turbio.

AV: 6,5%